Ayuntamientos 2.0

Ecomonía

Desde la Edad del Bronce hay referencias a la cerámica en la villa de Navarrete. Desde la prehistoria, los habitantes del contorno han sido maestros del oficio de alfarero. Muestra de ello es la gran cantidad de piezas del neolítico recogidas por Antonio Cillero y presentadas en su obra Historia de La Villa de Navarrete. También son abundantes las piezas de cerámica romana aparecidas en nuestra jurisdicción y las zonas próximas a la nuestra de la vecinas.

Uno de nuestros alfareros más conocido, Antonio Naharro, trabajando en directo, durante el Mercado Medieval.

En el último siglo, la producción alfarera ha adquirido tintes industriales, sin embargo, son muchos todavía quienes mantienen la tradición artesanal. La alfarería navarretana es la única que queda en toda La Rioja y forma parte de la tradición artesana, aunque actualmente también se dedica a la cerámica industrial. Se cuenta con una docena de empresas dedicadas a esta labor de transformar la tierra en diversos objetos.Ha sido siempre tradicional el cántaro, muy característico, más ancho que alto, con un asa y una pequeña orla decorada, que portaban las navarretanas hace años.

Existe una antigua tradición que permitía a los chavales del pueblo romper el cántaro de las mozas que acudían a la fuente situada en la plaza de la iglesia, una vez que habían comenzado las fiestas. La razón es un antiguo voto que la villa hizo ofreciéndose a no trabajar el 15 de agosto (fiestas de la Asunción de la Vírgen) y a correr los novillos, afición taurina que aún se mantiene viva (contando con una "particular" plaza de toros).

Evidentemente se cuenta con otras empresas dedicadas a mil labores y varios polígonos industriales del que se destaca Lentiscares, en pleno desarrollo y que cuenta con un enclave envidiable por sus comunicaciones (más de 170.000 metros cuadrados). Tampoco hay que olvidar que se encuentra en el centro de una comarca vinícola de gran importancia (se cuenta con dos cooperativas y cinco bodegas). Por lo que nuestros vinos poseen calidad y fama.

Vista de la cooperativa.

Desde el punto de vista hostelero, se cuenta con un número importante de bares (muchos de ellos dedicados a los pinchos los fines de semana) y algún restaurante.

La agricultura es un capítulo importante de la economía navarretana. La dedicación de las tierras se reparte entre los cereales de secano y la viña que cubren unas 1400 hectáreas. El resto se reparte en los cultivos de regadío, forrajeras y huerta. Las plantaciones de viñedo han aumentado en los últimos años lo mismo que se han incrementado el número de bodegas. Hay también explotaciones ganaderas como las de engorde de terneros y cerdos. En ganado extensivo se mantienen con fluctuaciones los rebaños de ganado lanar.

Todos los miércoles tenemos mercadillo y además el pueblo posee hotel y camping.

No podemos finalizar sin recordar que nuestro pueblo es Camino de Santiago y que contamos con uno de los albergues más modernos y reconocidos.

Navarrete con su alta renta per cápita es un ejemplo de actividad económica complementaria en la que la industria y la agricultura se mantienen unidas y proporcionan altos ingresos a sus habitantes. La abundancia y calidad de los servicios de todo tipo con los que cuenta la villa hace que no se produzca emigración y que goce de un alto nivel de calidad de vida.

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnolog�a Agencia del Conocimiento y la TecnologíaGobierno de La Rioja

Gobierno de La Rioja

Valid XHTML 1.1 �CSS V�lido! TAW. Nivel A. WCAG 1.0 WAI