Ayuntamientos 2.0

Camino de Santiago

Esculturas dedicadas a los peregrinos.

La Rioja y Navarrete son paso del, cada día más popular, Camino de Santiago. El peregrino abandona Navarra al cruzar el puentecillo que en los tiempos medievales hizo de frontera entre los reinos de Castilla y Navarra, a camino entre Viana y Logroño.

Se accede a nuestra capital cruzando el Puente de Piedra, mientras se descubre la silueta de la ciudad con las torres de San Bartolomé y Santiago, las gemelas de Santa María La Redonda y la aguja de ocho caras, que se eleva sobre Santa María de Palacio.

En el siglo X Logroño sólo era un asentamiento agrícola en las fértiles riveras del Ebro. El camino le dio el impulso necesario para su desarrollo y crecimiento. El siguiente paso del camino es Navarrete, a donde se puede llegar por dos caminos: el viejo de Fuenmayor, con algo más de vuelta pero tranquilo, o el viejo de Navarrete (coincidente con el de Entrena) que es el más habitual y donde el peregrino encontrará las ruinas del Hospital de San Juan de Acre, fundado por Doña María Ramírez hacia 1185, como albergue y auxilio de peregrinos. Precisamente su portada y ventanales (situadas a la entrada del cementerio) despiden de nuestra localidad actualmente al peregrino, camino de Nájera.

Vista exterior del Albergue.

Navarrete es un pueblo de tradición jacobea en su parte vieja y guarda aún el aspecto de una plaza fuerte con sus calles concéntricas en torno a la ladera del Cerro Tedeón. El camino atraviesa el centro urbano por la Calle Mayor Baja, para continuar por la Mayor Alta.

En esas calles adyacentes encontramos casas y palacios blasonados de la época medieval. Es de rigor realizar un alto en el camino para contemplar la monumental Iglesia de la Asunción, templo de tres naves del siglo XVI, con magnífico retablo barroco del siglo XVII.

También en nuestra localidad se puede apreciar, en un capitel, el combate de Roldán con Farragut. El camino continúa hacia Ventosa.

Entrada al albergue de pergrinos.

Navarrete en el Camino de Santiago

Sobre dos leguas de Logroño, en dirección a Santiago, el peregrino del medievo se encontraba en esta villa. Desde lejos, una vez remontadas las cuestas del pantano de la Grajera, se avista la majestuosa torre de la iglesia parroquial (merece un capitulo aparte) y el cerro Tedeón sobre el que se asentó un majestuoso castillo del que únicamente nos queda la historia escrita. Alrededor del cerro y presidido por la iglesia nace la villa de Navarrete.

Desde la concesión del Fuero por Alfonso VIII (Año 1195) fue Navarrete importante plaza frente a Navarra. De su historia quedan numerosos vestigios, testigos que nos hablan cuando paseamos por sus calles en el casco antiguo, esas casonas con sus balaustradas, sus aleros, sus escudos, los restos de muralla que protegían a la villa... etc.

Jotas en la Plaza de las Pilas.

Centrándonos en su historia jacobea, Navarrete era paso obligado para el peregrino y fue en 1.185 (S. XII) cuando se fundo el Hospital de San Juan de Acre cuya finalidad era acoger y auxiliar al peregrino a Santiago.

Actualmente el albergue existente está considerado por los propios peregrinos como uno de los mejores existentes en toda la ruta jacobea. El albergue es municipal y lo gestiona desde hace años la Asociación Riojana de Amigos del Camino de Logroño. Precisamente esta asociación donó al pueblo de Navarrete una escultura de bronce con la imagen de dos peregrinos obra de Óscar Cenzano. El 21 de diciembre de 2005 se inauguró oficialmente la misma con la presencia del autor, autoridades locales y integrantes de dicha asociación. La misma está ubicada en un pequeño balcón próximo al Ayuntamiento, en pleno centro y representa la figura de dos peregrinos que contemplan el camino, fundidos en una sola pieza para recordar la unión y compañerismo que existe siempre en este Camino. También se aprovechó esa ocasión para hacer entrega a los escolares de nuestra localidad del libro Los Pérez Grinos, obra de Antonio de Benito que cuenta a los más pequeños la historia de nuestra comunidad, ligada al Camino de Santiago, en la que se conocerán episodios históricos de la región.

El compromiso, que desde siempre Navarrete tiene con el peregrino, va mas lejos que de ser un simple enclave en el Camino de Santiago. Por doquier, se pueden observar alegorías a ese vínculo que nos une, destacando, por su importancia, la portada del Hospital de San Juan de Acre (hoy se puede contemplar en la puerta del cementerio municipal).

La Fiesta de Santiago

Se está convirtiendo en una tradición que la víspera de Santiago, o en fechas cercanas, nuestro pueblo disfrute de una velada musical y una posterior merienda para todos los peregrinos, preparada por nuestra Asociación de Mujeres. En el año 2003 tuvimos oportunidad de disfrutar con el recital del saxofonista de Arnedo Urbano Ruiz Alejo. En el 2004 ha sido el grupo Plectro y Jotas de Logroño el encargado de dejar sus canciones en la Plaza de las Pilas. En el 2005 de nuevo un grupo de jotas fue el encargado de amenizar esta fiesta que siempre tiene continuidad con el buen hacer gastronómico de la Asociación de Mujeres, donde siempre se observa un ambiente alegre y cordial.

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnolog�a Agencia del Conocimiento y la TecnologíaGobierno de La Rioja

Gobierno de La Rioja

Valid XHTML 1.1 �CSS V�lido! TAW. Nivel A. WCAG 1.0 WAI